952 865 054 // 952 213 425 // 951 011 150 consultagcocina@gmail.com

Tres estudios publicados recientemente, demuestran que las personas que comienzan a realizar ejercicio físico entre los 40 y 61 años, tienen mayor esperanza de vida que los que seguían siendo sedentarios y similar a los que habían sido físicamente activos desde edades más jóvenes.

Este beneficio del ejercicio físico fue también evidente en mujeres de 70 años, que realizaban ejercicio aunque fuera ligero, con una disminución del 14% de infarto o ictus por cada hora extra de ejercicio y del 30% de desarrollar insuficiencia cardiaca.