952 865 054 // 952 213 425 // 951 011 150 consultagcocina@gmail.com

La infección por COVID-19 y las enfermedades cardiovasculares comparten algunos factores de riesgo como son la edad y un estado inmunológico menos activo.

No se ha demostrado que los pacientes ingresados por COVID-19, tengan más incidencias de infartos agudos de miocardio durante la estancia en el hospital, pero como también ocurre con la gripe, el COVID-19, puede aumentar la susceptibilidad a tener complicaciones de enfermedades cardiacas durante la fase de recuperación.

Las arritmias si se han observado ser frecuentes en pacientes con COVID-19, debido probablemente a la falta de oxígeno y al estrés inflamatorio que se produce en la fase aguda.

Una complicación más frecuente es la aparición de insuficiencia cardiaca, sobre todo en pacientes que padecía previamente esta enfermedad, debido a un empeoramiento de la función cardiaca por la infección. El síntoma que produce es la falta de aire, igual que la neumonía, pero requiere un tratamiento diferente.

Por lo expuesto, en pacientes con cualquier tipo de cardiopatía, sería recomendable realizar una revisión en caso de haber padecido el covid19 para prevenir posibles complicaciones.